Publicado el Deja un comentario

Vuelo en Globo: Un paseo por las nubes

Experimentar un paseo en globo es una senscación difícil de explicar con palabras. El efecto interno que produce sobrevolar el mapa urbano de una ciudad, las montañas o bosques es indescriptible, además de poder presenciar paisajes que difícilmente se podrían presenciar de otro modo.

Los viajes en globo, a diferencia de otras actividades aéreas, se caracterizan por ser una experiencia en la que el recorrido no está programado, sino que la ruta transcurre por los derroteros que el viento marca. Siendo cada vuelo una experiencia totalmente única y distinta a la anterior.

La mayor parte de los vuelos en globo se realizan a una hora cercana al amanecer, ya que la luz en esos momento ofrece una estampa única de los paisajes que se pueden observar en el horizonte y una marcada fotografía de los diferentes escenarios que quedan a los pies de la cesta del globo. Sin duda, una postal que quedará inmortalizada en tus retinas para siempre.

Funcionamiento de un Globo Aerostático

Un globo aerostático es una gran superficie de tela casi cerrada, con una abertura en su parte inferior, de la que se suspende una cesta dónde se emplazan los pasajeros y el piloto. Utilizando un quemador de gas, el interior de la vela se llena de aire caliente. Al ser más ligero el aire caliente del interior que el del exterior el globo puede ascender.

A la hora de realizar el despegue, el globo despega suavemente desde el suelo, iniciando un camino marcado por la brisa porque durante el tiempo de vuelo todos integrantes de la actividad serán pasajeros del viento. Durante el paseo será el momento para asomarse al mundo desde un privilegiado balcón entre las nubes.

La manera de controlar la altitud es dejando escapar parte del aire caliente, haciendo que la temperatura disminuya y el globo descienda, o activando el quemador de gas para volver a calentarlo cuando se necesite ganar altura.

Una vez que se completa el tiempo de vuelo estimado se procede a realizar, lo que es uno de los momentos más divertidos y emocionantes del vuelo en globo, el aterrizaje. Una vez que se tome tierra siempre se podrán compartir las sensaciones que cada uno a experimentado durante el transcurso del vuelo, creando así mágicas historias que permanecerán para siempre en la memoria de los pasajeros.

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *