+34 868 053 152 675 288 047 10:00 a 18:00h
Tu primer salto en paracaídas

Tu primer salto en paracaídas

Practicar el salto en paracaídas es una de las actividades que provoca una mayor dosis de adrenalina. Lo cierto es que el paracaidismo es una disciplina que se ha ido extendiendo en los últimos años y en la actualidad sus seguidores son muy numerosos. Una persona que esté interesada en iniciarse en el mundo del salto en paracaídas lo primero que debe tener claro es que no se trata de una práctica que revista un especial riesgo ni acarree una gran gravedad. Algunos estudios señalan que en el paracaidismo se produce un accidente por cada 400.000 saltos que tienen lugar.

Salto tándem en paracaídas

Para iniciarse en el salto en paracaídas la modalidad más recomendable para los novatos es el tándem. En este salto el principiante irá sujeto a un arnés y unido a un monitor que tendrá como cometido que todo vaya bien. En estos casos se emplea un único paracaídas de grandes dimensiones y que tiene la facultad de soportar el peso de dos personas adultas.
Con este salto los interesados pueden tener una primera toma de contacto con el mundo del paracaidismo sin asumir casi ningún riesgo porque todo el peso de la maniobra recae sobre el monitor. Tanto la caída al vacío como el aterrizaje, el planeo, la apertura del paracaídas y el descenso corresponderá al profesional mientras que el aprendiz sólo tendrá que preocuparse por disfrutar de una experiencia única.

Caída libre acelerada

Por contra, los que deseen vivir una iniciación al paracaidismo mucho más vertiginosa pueden optar por vivir una caída libre acelerada. En este caso, el principiante estará solo y deberá superar un curso de preparación que presenta una duración aproximada de 6 horas antes de saltar por su cuenta. De todas formas, cuando la persona realice el salto estarán con él un par de monitores que podrán ofrecerle consejos para garantizar su seguridad. El principiante podrá comunicarse con los profesionales por medio de un sistema de radio.

Preparación para saltar en paracaídas

Los interesados en tener su primera toma de contacto con el paracaidismo es importante que se decidan por esta disciplina por decisión propia y no por ceder ante presiones de terceros. El salto en paracaídas, como sucede con todos los deportes, implica unos mínimos riesgos y para afrontarlos es importante que la persona esté plenamente convencida de que desea asumirlos por su gusto y libremente.
En el momento de vivir la iniciación al paracaidismo resulta primordial que el principiante vaya vestido con ropa cómoda y un calzado adecuado. Unas zapatillas de deporte son una buena opción. En función de la época del año en la que se realice el salto en paracaídas, será necesario que el principiante vaya con una vestimenta más o menos abrigada. En cualquier caso, debe tener en cuenta que los grados bajan conforme aumenta la altura y que luego realizará la caída a casi 200 kilómetros por hora, por lo que es básico que afronte el salto con una ropa adecuada que proteja su cuerpo debidamente.

Dejar comentario